FRANÇOIS OZON

Película (2017)

El amante doble

François Ozon nunca pierde la capacidad de sorprender, y eso siempre
será plausible. A la emocionante austeridad de “Frantz” (2016)
contrapone ahora en “El amante doble” (“L’amant double”, 2017) una
suerte de provocación rutilante, un reto a la sensatez y el recato
que se impone desde el ya célebre plano inicial, que va del interior
al exterior de una vagina que deviene en ojo con lágrima.

Sexo y sentimiento en los extremos para un Ozon cercano a De Palma o
Verhoeven como nunca hubiéramos imaginado. Una relación entre una
mujer inestable y su psicoanalista, entre la realidad y el deseo
fantaseado, entre un ser humano y su gemelo. Desconcertante,
intrigante, atractiva, demencial, excesiva y multigenérica: para que
el espectador abrace un sentimiento y su contrario a continuación.
Fuente: RockDeLux