Puro Rock Nacional

Celebridades donaron las bacterias de sus cuerpos para fabricar quesos y exhibirlos en un museo

¿Comerías un queso hecho con las bacterias del ombligo de tu artista favorito?
¿Comerías un queso hecho con las bacterias del ombligo de tu artista favorito?

El fanatismo que despiertan las celebridades puede llegar a extremos insospechados. Pagar miles de dólares por un mechón de Madonna o por una pipa de crack de Pete Doherty podría ser muy descabellado, pero nada se compara con comer un queso hecho con la bacteria de la axila de tu famoso favorito.

Sin embargo, una exhibición recién inaugurada en Londres demostró que no hay límites para la devoción y el fanatismo.

Como parte de una exhibición llamada Food: Bigger Than the Plate, el Victoria & Albert Museum muestra cinco tipo de queso de microbios recolectados de la piel de varias celebridades británicas.

Las bacterias suelen recolectarse de las partes humanas más reconditas…
Las bacterias suelen recolectarse de las partes humanas más reconditas…

Entre las celebridades generosas que donaron sus bacterias se encuentran la escritora Ruby Tandoh, el chef Heston Blumenthal, el bajista de la banda británica blur, Steven Alexander “Alex” James y el rapero Professor Green.

“Puede sonar un poco asqueroso, ¡pero tampoco nos subestimes! Hacer ‘queso humano’ es un viaje fascinante hacia el mundo de los microbios, desde su importancia culinaria hasta el papel vital que desempeñan en nuestro trabajo corporal”, escribió el museo en su página web.

La mayoría de los quesos se elaboran con cultivos iniciadores, es decir, bacterias que cuajan la leche y, por lo regular, esos iniciadores provienen de diferentes tipos de cepas.

Alex James Blur
Alex James Blur

Lo que inspiró este extraño proyecto, originalmente concebido por Christina Agapakis (una bióloga sintética) y Sissel Tolaas (una artista), es el hecho de que muchos de los microbios involucrados en la fabricación de queso llevan piel. “Las similitudes entre los aromas de queso y los olores corporales no son una coincidencia“, explicó Agapakis.

Nuestra piel es el hogar de millones de bacterias, hongos y virus que componen la microbiota de la piel, similar a la pared del intestino. Para que el queso sea comestible y sabroso, el desafío consiste en identificar las bacterias buenas y eliminar las malas“.

Por el momento los quesos del museo todavía no están disponibles para su consumo, pero probablemente lo estén cuando termine la exhibición.

Puro#Rock#Nacional

Seguinos en Facebook

Facebook Pagelike Widget

Archivos

Te Recomendamos…