Puro Rock Nacional

Dudas sobre el acuerdo con la Unión Europea y el futuro de la relación con Argentina en un encuentro en la embajada de España

Francisco Javier Sandomingo Núñez, embajador de España en Argentina, hablando frente a sus invitados especiales.

Hubo mensajes y expectativas para todos los gustos. Pero prevaleció el clima de incertidumbre, dudas y signos de interrogantes en torno al futuro inmediato de la Argentina. En líneas generales, el tono optimista del oficialismo macrista brilló por su ausencia al igual que la presencia de figuras vinculadas a Alberto Fernández, en el agasajo que hubo este mediodía en la fiesta nacional de España, que se celebró en la embajada que representa Francisco Javier Sandomingo Núñez.

En los amplios salones, con carpa incluida, de la sede diplomática situada en Barrio Parque había figuras de todos los colores políticos y embajadores de la Unión Europea, América y Asia. También empresarios con inversiones en el país. Y las preguntas reiteradas a menos de un mes de las elecciones presidenciales eran: “¿Si gana Alberto Fernández, gobernará Cristina Kirchner?”; “¿Qué pasará si se cierra la economía?”; “¿Cómo seguirá el acuerdo Unión Europea-Mercosur?”; “¿Será Felipe Solá el canciller que se viene?”; “¿Podrá Macri llegar al balotaje?”.

No hubo respuestas para tanto nivel de expectativa. El embajador español trató de elaborar un discurso de tono optimista frente a la incertidumbre. “Nuestra relación con Argentina sigue siendo tan íntima y robusta como siempre, una relación en la que compartimos creencias y valores y hablamos el mismo idioma. España, los españoles, estamos presentes en multitud de sectores de la vida argentina, desde la cultura a la economía y seguiremos en esa línea”, dijo Sandomingo Nuñez.

Sin embargo, un manto de dudas quedó picando en el mensaje del embajador español al hablar del futuro del acuerdo de libre comercio entre el Mercosur y la Unión Europea. “Parece ahora que a ambos lados del Atlántico han surgido ciertas dudas sobre sus virtudes. Son dudas legítimas a las que habría que intentar dar respuesta porque no tendremos acuerdo sin el consenso de todos. De todos modos nosotros seguimos defendiendo la necesidad del acuerdo por muchas razones, pero sobre todo porque por experiencia sabemos que la integración, cualquier forma de integración, es un ejercicio en el que dos y dos siempre suman más de cuatro y los beneficios superan con mucho, y más pronto que tarde, a los inevitables costes que cualquier acuerdo de estas características lleva aparejados”, expresó el diplomático.

No hizo falta que el embajador español aclarara demasiado cuáles son las dudas que prevalecen al menos de este lado del Atlántico. Un embajador de la Unión Europea comentó sin vueltas a Infobae: “Si vemos a Alberto con Cristina vemos una Argentina pesimista y si la sacamos a la ex presidenta vemos todo mejor”. No fueron los únicos mensajes de la diplomacia extranjera apostada hoy en la Fiesta Nacional de España.

Desde Asia, al menos dos diplomáticos que están desde hace más de cinco años en la Argentina coincidieron en que Alberto Fernández “es un hombre moderado que no se dejará llevar por el kirchnerismo duro”. El comentario lo acompañó el diputado massista José Ignacio De Mendiguren quien reveló ante los comensales de paella y jamón ibérico que “el gran actor de compensación en una gran coalición como el Frente de Todos será Sergio Massa”. La cita no llevó tranquilidad a los embajadores asiáticos y mucho menos a uno de los diplomáticos europeos que compartía el corrillo.

Las apuestas mayores que circulaban en la embajada de España este mediodía eran elementales: ¿Será Felipe Solá el canciller? Nadie arriesgó apuestas más allá de que parece ser el número puesto por el candidato presidencial del Frente de Todos para ocupar el sillón del Palacio San Martín. Pero también hubo diplomáticos que arriesgaban sus fichas por Jorge Argüello y en menor medida por Jorge Taiana.

En medio del cotilleo diplomático hubo tiempo para la música en la recepción organizada por la embajada de España
En medio del cotilleo diplomático hubo tiempo para la música en la recepción organizada por la embajada de España

También se escucharon ciertas quejas de algunos sectores de la diplomacia europea respecto a las preferencias de Alberto Fernández por las embajadas de Rusia y China, en virtud de los encuentros reservados que ya mantuvo con los representantes de esos países como adelantó Infobae hace unos días. “Sería bueno que si Alberto llega a la Presidencia haga un fuerte equilibrio entre China y Estados Unidos”, alcanzó a decir el diplomático de un país central de la UE.

En el aire quedó picando también la pregunta de lo que pasará si el nuevo gobierno se inclina por el gobierno de Venezuela de Nicolás Maduro y sale del Grupo de Lima. recordaron varios las palabras del embajador norteamericano Edward Prado que pronunció en la cena del Centro de Estudios Americanos: “no hay que volver a los errores del pasado”, dijo el diplomático norteamericano el lunes pasado en el Hotel Alvear.

En virtud de la política interna, el ex senador Eduardo Menem repartió quejas en la fiesta Nacional de España hacia el kirchnerismo. “Estoy cansado de que todos confundan al peronismo con Cristina Kirchner. Y el peronismo es mucho más que eso”, dijo a los que se le acercaron a saludarlo.

Llamó la atención que no hubo referente alguno de Alberto Fernández en la gala española. Se lo vio al pasar al ex diputado frepasista Darío Alessandro, amigo de varios albertistas, aunque definido hoy en las filas de Roberto Lavagna. Tampoco hubo en la fiesta de España referentes de peso del gobierno nacional. Se los vio a referentes de segunda línea de la Cancillería aunque no hubo ministros o secretarios de Estado visibles. Solo estaban el director de Migraciones Horacio García y el secretario de la provincia de Buenos Aires Adrián Perechodnik.

Un puñado de dirigentes de Juntos para el Cambio como el diputado Jorge Enriquez, Eduardo Amadeo o el mendocino Ernesto Sanz arriesgaron la posibilidad de un balotaje. “Estamos cerca y podemos dar pelea para noviembre”, se entusiasmó Enriquez. También esbozó optimismo macrista el secretario de Relaciones Internacionales de la Legislartura porteña Pablo Garzonio, quien tiene llegada a todas las embajadas.

Entre los empresarios presentes hubo referentes de las companías españolas Air Europa, BBVA, Bodega Séptima, Raventós Codorníu, Codere, Estrella Galicia, Freixenet, Iberia, Indra, La Liga, Naturgy, NH Hoteles, Telefónica Movistar y Urbaser Argentina.

Hacia el final el embajador Sandomingo Nuñez ensayó una salida decorosa para la ocasión en su mensaje: “Estos no son tiempos fáciles, ni aquí ni en ninguna parte, y desde luego compartimos la preocupación de todos los argentinos por las dificultades que se ven obligados a enfrentar. Pero no tenemos ninguna duda de que las superarán, y pueden tener la certeza de que, en el empeño, cuentan con nosotros”, dijo.

Seguí leyendo:

Cómo fue el primer día de la visita de Estado de los reyes de España

Puro#Rock#Nacional

Seguinos en Facebook

Facebook Pagelike Widget

Archivos

Te Recomendamos…