Puro Rock Nacional

Joanna Picetti: “Me identifico con Cristina Kirchner por la persecución y la violencia política del gobierno de Mauricio Macri”

El 1 de marzo de 2019, Joanna Picetti, diputada electa en 2017 por Cambiemos, irrumpió en la Cámara de Diputados e interrumpió al presidente Mauricio Macri en su discurso de apertura de la Asamblea Legislativa. “Cuando lo escuché decir que estaba defendiendo el derecho de las mujeres no me pude quedar callada. Por favor, soy el caso viviente de la violencia machista del Gobierno“, expresó a Infobae.

Picetti no logró asumir su banca tras una decisión de la jueza federal María Servini, quien no le permitió arribar al recinto por una denuncia presentada en su contra por supuesto maltrato contra sus tres hijos. “Fue una denuncia de mi marido en el medio del divorcio. Yo me separé por violencia machista y él creó esa denuncia para molestarme. La causa estaba cerraba desde 2012“, indicó.

Tras dos años sin poder ejercer el mandato para el cual fue electa, Picetti aún aguarda el fallo de la Corte Suprema de Justicia de la Nación (CSJN), que deberá expedirse y decidir si la ex empleada de AySA podrá completar el mandato hasta diciembre de 2021.

Joanna Picetti aún aguarda el fallo de la Corte Suprema de Justicia de la Nación

—¿En qué situación está la denuncia?

—A la espera del fallo de la Corte. Realmente llama la atención que los ministros dilaten esta sentencia y no resuelvan en una causa que es de gravedad institucional, en donde no sólo se han violado mis garantías y derechos constitucionales sino el de los ciudadanos que me han votado en las elecciones legislativas de 2017.

—Usted llegó al Gobierno en 2015, ¿no?

—Sí. No vengo de la política, soy una ciudadana común. Me hice de abajo, vengo de un barrio, tengo una vida de mucho sufrimiento, lo que me ha dado un gran aprendizaje. Tomé la decisión de hacer mi aporte en el sector público, movilizada por la experiencia personal. Con toda esa historia confié; creí que el cambio en la política iba a ser real y me sumé al sector privado.

—Público…

—Público, perdón. Bueno, vaya el furcio porque estos cuatro años del gobierno de Mauricio Macri son parecidísimos al sector privado. Me sumé con mi inocencia. Me decepcioné antes que los ciudadanos porque al estar adentro vi cosas previo a que las viera la sociedad.

—¿Y cómo llegó a ser candidata a diputada nacional?

—Me ofrecieron ser candidata a diputada nacional por la ciudad de Buenos Aires. Transcurrió la campaña correctamente y yo era la candidata número ocho, y no estaba en ninguna encuesta. Cuando se dieron cuenta -después de las PASO- de que el octavo puesto entraba, alguien pidió mi cabeza.

—¿Quién?

—No sé quién, habría que preguntárselo al Gobierno, hay cosas que todavía no sé. Iniciaron una campaña en contra utilizando mi historia personal. Inventaron una denuncia, apoyaron una mentira y con violencia e intimidación me han impedido ejercer el cargo electoral. Me sometieron a las cosas más aberrantes que pueden pasarle a una persona. Atravesé violencia machista y abuso de poder político. Macri estaba al tanto, y no hacer nada es ser cómplice de este poder machista hacia una presona.

—¿Cómo se manifestó ese abuso de poder?

—Me empezaron a hostigar, a presionar. “Renunciá, renunciá. Porque esto es un problema, van a salir los kirchneristas a hacernos un problema a nosotros”, me decían. Y ningún kirchnerista salió a hacerme problema.

—¿Y no pensó en hacerlo?

—No, porque pensé que si renunciaba estaba dando a entender que eso era verdad. No lo iba a hacer, era un tema sentido desde las entrañas de mi ser. Si yo me baja reconocía que era cierto. Y no era cierto. Me ofrecieron una secretaría de Estado y no acepté. Distintos puestos para tratar de convencerme. Dinero, y no acepté. No soy manejable, no soy influenciable no soy corruptible. Por qué lo hicieron, quién lo hizo, quién pidió mi cabeza y por qué: todo eso habría que preguntárselo al Gobierno.

Picetti fue electa como diputada nacional por CABA en 2017
Picetti fue electa como diputada nacional por CABA en 2017

—¿No pudo dialogar con ningún funcionario?

—En ese momento me acerqué. Todos conocían mi historia, pero me echaron del partido mintiéndole a jueces federales. Un abuso de poder absoluto y total. Los kirchneristas no me hicieron nada, los que me hicieron el daño, la persecución, fueron del gobierno actual. Y se metieron con mis hijos que son menores de edad. Usaron a mis hijos. Yo me dediqué a proteger a mis hijos y los funcionarios que participaron van a tener que responder ante la Justicia.

—El 10 de diciembre de 2017 se presentó en el Congreso de la Nación para asumir su banca. ¿Qué ocurrió ese día?

—Fui a hacer la jura con un escribano. Entré al Congreso, era diputada electa democráticamente. El jefe de seguridad -recientemente me enteré de que lo echaron- se paró delante mío y me impidió ingresar al recinto. “Tengo órdenes”, me dijo. “¿De quién?”, pregunté. “Del presidente de la Cámara de Diputados”, respondió. Este relato está en la Justicia. No me dejaron asumir, no me dejaron entrar y lo consté en actas.

—En aquel momento Elisa Carrió fue una de las funcionarias que pidió que usted fuera excluida del recinto y no asumiera su banca, ¿pudo hablar con ella?

—No. Y quisiera saber por qué lo hizo. Quién le dijo que hiciera eso. Le preguntaría quién se lo pidió.

—¿Y quién cree que se lo pidió?

—El Gobierno en general. Fue una decisión política del gobierno de Mauricio Macri. El Gobierno fue quien tomo la decisión de destruirme a toda costa y no dejar nada en pie de mí. Hoy puedo entender lo que le pasó a nuestra ex presidenta. Si a mí me mienten y ponen toda esta mentira (…), ¿Cómo no voy a pensar que todo lo que hicieron a la ex presidenta es mentira y está armado?

—¿Compara su situación con la de Cristina Kirchner?

En la comparación soy un abismo, pero quiero describir como el Gobierno utilizó el Poder Judicial para perseguir a una persona, políticamente hablando. El Poder Judicial está para hacer justicia, para cuidar derechos y garantías, y en vez de usarse para eso se usa para destruir personas. Para no dejar nada en pie de las personas. Y para temas políticas. Eso es inaceptable.

—¿A Cristina Kirchner le hicieron lo mismo?

—Sí, claro. Yo me identifico con ella por la persecución y la violencia política del gobierno de Mauricio Macri, usando el poder judicial como artimaña para destruir a políticos de la oposición o personas que piensan distinto. Sí, claro. Y mujeres, encima. Mujeres. El objetivo era destruirme y no dejar nada en pie de mí para que no siguiera adelante. Pienso que a ella le hicieron lo mismo.

—¿Volvería a trabajar con los funcionarios del gobierno actual?

—A mí me echaron del partido de Cambiemos. Y no quiero meter en la bolsa a todas las personas. Los que son protagonistas son ocho funcionarios que se juntaron a hacer una denuncia y le mintieron a una jueza federal.

—¿Qué sentimiento le provocó la derrota de Mauricio Macri en las PASO?

—No me alegré, lejos de eso. Se podría haber hecho muchas cosas que no se hicieron y eso me da pena: el tiempo perdido.

—¿Sufrió mucho?

—Sí, claro. Yo ahora estoy fuerte, entera, obviamente todo esto me hizo aprender muchísimo. Pero la realidad es que estuve llorando en mi casa, la pasé mal, no llego a fin de mes. Mis hijos han sufrido por esta situación. No le deseo a nadie lo que he tenido que atravesar para poder ayudar a otras personas. Estoy en una encerrona, no me pude reinsertar laboralmente porque mi reputación está dañada. 

SEGUÍ LEYENDO:

Mauricio Macri apuesta su reelección presidencial a una campaña electoral de 30 días en 30 ciudades

Puro#Rock#Nacional

Seguinos en Facebook

Facebook Pagelike Widget

Archivos

Te Recomendamos…